La Fiscalía del Estado de Jalisco informa sobre el levantamiento de indicios tras la agresión sufrida a Policías de la Secretaría de Seguridad estatal ocurrida la tarde del 1 de julio en el municipio de Ameca.

De acuerdo a las primeras investigaciones los elementos de la Secretaría de Seguridad realizaban recorridos de vigilancia por la carretera Ameca – San Martín Hidalgo cuando se percataron de la presencia de una camioneta tipo SUV en color blanca en la que viajaban dos sujetos quienes al observar a los uniformados los amagaron con armas de fuego, por lo que los policías actúan repeliendo la agresión.

Al lugar acudió personal ministerial de la Fiscalía Regional así como peritos del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, quienes llevaron a cabo el levantamiento de indicios.

Una vez concluidos los trabajos se lograron asegurar: 4 armas de fuego largas AR-15; 22 cargadores abastecidos de AR-15; 4 cargadores vacíos AR-15; 3 armas cortas (2 calibre 9 mm y una 38 súper), 3 pistolas hechizas; 5 chalecos balísticos; más de 100 mil pesos en efectivo así como diversos indicios.

En el lugar quedaron los cuerpos de dos presuntos agresores, los cuales fueron trasladados a las instalaciones del Instituto Jaliscienses de Ciencias Forenses donde se le realizaron los dictámenes periciales correspondientes, en espera de su identificación oficial.

Las investigaciones por estos hechos continúan con la finalidad de obtener datos de prueba que permitan su esclarecimiento así como para dar con otros posibles participantes en estos hechos.

En esta zona controla el Cártel Jalisco Nueva Generación y las refriegas armadas entre sicarios y policías son frecuentes.

«El sueño de los habitantes de la comunidad de San Antonio Matute, en Ameca, Jalisco, se viointerrumpido con las ráfagas de disparos y granadas que emitía elpersonal militar que se desplegó en por lo menos cuatrohelicópteros y decenas de camionetas oficiales, como parte del operativo en contra de uno de los líderes del Cártel JaliscoNueva Generación que dejó extraoficialmente saldo de cinco civiles muertos y dos soldados heridos.

Unos cinco minutos antes de las siete de la mañana de ayer, los vecinos vieron la llegada de los efectivos pertenecientes a laSecretaría de la Defensa Nacional (Sedena), y unos minutosdespués de su arribo comenzaron a escucharse las primeras ráfagas, además de fuertes estruendos, que suponen los pobladoresse trataba de la detonación de cuatro granadas de fragmentación usadas en lo que ya era una confrontación entre militares y los civiles, que desde hace tiempo residían en un rancho al que los lugareños conocen como Tarjea.

Una comerciante de la zona señaló que temerosa de lo que ahí sucedía, optó por resguardarse junto con sus nietas, dentro de unropero para evitar ser lesionada por alguna bala perdida.

Señaló también que el tiroteo tuvo una duración de aproximadamente 20 minutos, por lo que al regresar el silencio, decidió salir juntocon las niñas a ver lo que había ocurrido y fue entonces que se percató que la zona estaba sitiada por las fuerzas federales:

“Nos resguardamos en aquel cuarto, tengo un closet que tiene mucha ropa, nos tapamos así, nos escondimos, cerramos las puertas. Esperamos hasta que acabó todo”, señaló la dueña deuna tienda, quien también aseguró haber tenido una buena venta ayer, por el consumo de sus productos por parte de los soldados y reporteros que estuvieron en el lugar.

Cerca de las 11 de la mañana del mismo día y pese al hermetismo que el personal del Ejército mexicano imponía,comenzó a circular el supuesto abatimiento de Juan Carlos Márquez Pérez, alias “El Duende”, personaje cercano a Nemesio Oseguera “El Mencho”, un personaje de baja estatura y unos 26 años aproximadamente, al igual que cuatro de sus escoltas, a quienes aparentemente los elementos sorprendieron dormidos y los cuales habrían sido localizados mediante trabajos de inteligencia por parte de la Sedena, también se presume que dos elementoscastrenses habrían sido heridos de bala.

“El Duende” al parecer era considerado jefe de plaza del Cártel Jalisco Nueva Generación en la región Valles y sus alrededores.

Él habría ocupado el cargo que ostentaba HeribertoCárdenas Guerrero “El Gringo”, quien fue abatido en elmunicipio de Zacoalco de Torres en marzo pasado.

Asimismo se le relaciona con la emboscada sufrida por personal militar ocurrida en mayo de 2014 en el municipio de Guachinango. (22 Septiembre 2015)»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.