En el municipio costero de Cihuatlán el Partido Movimiento Ciudadano no vive sus mejores tiempos. El barco se esta hundiendo. Los primeros 100 días de gobierno municipal no garantizan el triunfo electoral.

La elección de junio del 2021 reveló el gran daño que dejó Fernando Martínez Guerrero en seis años al frente de la presidencia municipal y la candidatura de un ex priista, Jorge Eliseo Salas Chávez.

Los resultados electorales son conocidos. Movimiento Ciudadano obtuvo oficialmente el triunfo con 2874 votos, seguido por el naciente partido estatal Hagamos que logró 2854 para Polo Pelayo, un joven candidato impulsado desde la administración de la Escuela Preparatoria Regional de Cihuatlán y un grupo de “torcidos” del Partido Acción Nacional.

En 2018, Fernando Martínez ganó la reelección con 5928 y utilizando las siglas del Partido de la Revolución Democrática (PRD). En 3 años, con la débil candidatura de Jorge Salas se perdieron 3054 sufragios.

Si este 15 de enero fueran las elecciones, Movimiento Ciudadano y Jorge Salas perderían estrepitosamente la jornada electoral. La presidencia municipal la sostienen oficialmente con 20 votos de ventaja contra miles de votantes en contra.

Aun ante un panorama político-social que no es muy alentador, en el Partido Movimiento Ciudadano ni siquiera para exigir al presidente y los regidores de su fracción, realicen un mejor desempeño como representantes populares, que por lo menos, no le abonen cubetadas de agua al hundimiento de su barco.

Hoy por hoy, los emecistas saben perfectamente que las cosas no andan bien en el palacio municipal ni tampoco en su coordinación municipal.

A Movimiento Ciudadano le hacen falta mejores líderes, más y mejores cuadros políticos. Dan pena, cuando ni siquiera tienen un aspirante a la candidatura a presidente municipal que les garantice el triunfo en el 2024, porque el ex priista Jorge Salas ya dio señales que es su debut y despedida de la vida política.

¿Quien será el candidato de MC en 2024? Ni los emecistas saben y parece que no toman en cuenta que la lucha electoral arrancó el pasado 7 de junio del 2021.

Este 2022 es un año tranquilo, de grilla dijeran por ahí. Pero emecista que se duerme se le llega la derrota electoral.

¿Creen que el ex priista y ex perredista Ismael González Piña los pueda salvar?

Simple pregunta, porque comienza a sonar…

REVISTA DISTRITO 18 – EDICION 58 -15 ENERO 2022

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.