Arrancó agosto y la criminalidad se desató en Colima, esto luego de que se localizaron más restos humanos en el municipio de Cuauhtémoc y un hombre fuera asesinado a balazos en la capital.

La localización de más restos humanos fue en la carretera a Tonila, en el municipio de Cuauhtémoc, cerca de los límites de Colima y Jalisco.

Autoridades fueron informados de manera anónima que en un predio ubicado en la carretera libre Quesería-Tonila, en los límites de ambos estados, se encontraban restos humanos.

Al lugar acudieron policías y militares quienes acordonaron la zona para su resguardo.

Posteriormente las autoridades fueron alertados que sobre la carretera a Tonila, se encontraron dos piernas en un predio de la carretera a la altura de la localidad de Alzada.

Posteriormente en la colonia San José norte, en Colima capital un hombre fue asesinado a balazos.

El varón fue ultimado fuera de una tienda de abarrotes en el cruce de las Avenidas Leonardo Bravo con Universidad.

Es evidente que la narco guerra sigue en Colima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.