Temen mas cobros de piso y extorsiones en Michoacán

La posibilidad de que Uruapan sea integrado al listado de localidades del centro del estado con presencia de grupos armados o brigadas de autodefensas de “Pueblos Unidos” para tomar el control de la seguridad, también sería producto de la ineficacia de las fuerzas federales, estatales y municipales para frenar y erradicar la presencia del crimen organizado, señalaron dirigentes de cámaras empresariales.

Extorsiones a través del cobro de cuotas por derecho de piso, secuestros, robos, asaltos y homicidios, son los principales delitos de alto impacto que desde hace años afectan el desarrollo y crecimiento de la economía a través de sus distintas cadenas productivas, por ello que la llegada de autodefensas no generaría más miedo, sino zozobra ante el riesgo de que sea más de lo mismo, coincidieron representantes de la Canacintra y Canacope.

Debido a que las autoridades de los tres niveles de gobierno no han podido brindar certeza en materia de seguridad, creo que los autodefensas o este tipo de organización no van a tardar en controlar, no solo el centro del estado, sino todo el territorio michoacano porque la delincuencia organizada está muy fuerte, señaló Miguel Navarrete Huipe, presidente de la Cámara Nacional de Comercio en Pequeño (Canacope).

“De alguna manera ellos (los autodefensas) o quienes también son conocidos como policías informales, buscan lograr un poco más de seguridad o meter presión al gobierno para que cumpla su responsabilidad”, añadió el dirigente de los microempresarios sector que, aseguró, no es ajeno a ser blanco de extorsiones o cobro de derecho de piso por parte de personas que se dicen ser parte del crimen organizado.

Contener la expansión de las autodefensas o bien consolidar un proceso de desarme como lo ha indicado el gobernador Alfredo Ramírez Bedolla, no se reduce a una simple orden.

Los gobiernos y sus policías deben cumplir con su responsabilidad de hacer cumplir la ley para que se haga efectiva la existencia de un estado de derecho, “sobre todo con policías y militares honestos que no hagan lo mismo en cuanto a exigir mordidas amparados en un uniforme”.

Existen muchos ejemplos de corrupción en estas y pasadas administraciones. “Mira, tan solo los domingos o fines de semana, se colocan retenes de diversas policías en el libramiento Oriente para cazar automovilistas y motociclistas; con cualquier pretexto les exigen dinero. Desde temprano están pare y pare carros, pero a nadie multan, acciones que deben cesar y ejecutar operativos de verdadera prevención y persecución de los delitos”, añadió Navarrete Huipe.

La ineficacia institucional genera círculos viciosos. “Desde hace años es muy difícil la obtención de placas para motocicleta en la oficina local de la administración de rentas, luego entonces se le indica a los propietarios que así pueden circular, en su mayoría para realizar alguna actividad productiva, sin embargo se topan con estos retenes y viene la mordida”, abundó el entrevistado.

Por su parte, Dulce Barragán, directora de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) señaló que esa expansión de los grupos de autodefensa sería un reflejo de poca efectividad de las políticas públicas en materia de seguridad. “Es consecuencia de la falta de atención de la autoridad correspondiente lo que provoca que existan manifestaciones que reflejan el derecho que todos tenemos de defendernos ante la falta de un estado de derecho”.

Son tiempos de reflexión responsable y de evitar acciones que desencadenen mayor inestabilidad social por efecto de la violencia que genera la delincuencia. “Mientras estas personas (las autodefensas) busquen un beneficio para toda la población están en su derecho de hacerlo, fenómeno que se evitaría siempre y cuando las autoridades cumplieran con su responsabilidad de garantizar paz y seguridad, indicó.

Sin embargo, este tipo de movimiento también tiene sus debilidades graves, indicó la dirigente empresarial. “Este tipo de movimientos no es lo correcto, también se presta a corrupción y malas interpretaciones a pesar de que se hagan llamar autodefensas. Lo correcto es que la autoridad tome lo que le corresponde y haga lo que es conveniente en base a la seguridad en beneficio de todos los ciudadanos”.

Cabe mencionar que en la comunidad indígena de Capácuaro, distante unos 15 kilómetros al norte de esta cabecera municipal, sobre la carretera a Paracho en la Meseta Purépecha, ya opera una ronda comunitaria desde hace unos dos meses, ello por acuerdo de la comunidad con el presunto respaldo de la policía estatal y la Guardia Nacional, así como de la Secretaría de Seguridad Pública, Tránsito y Vialidad Municipal (SSPTyVM).

Asimismo,en la vecina localidad de Nuevo San Juan en el municipio del mismo nombre, a unos 6 kilómetros al sur-poniente de esta ciudad, desde hace varios ya existen autodefensas, lo mismo que en amplios territorios de la zona de Tancítaro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *