Lo que debía ser un viaje de vacaciones después de su graduación de la escuela, se convirtió en una pesadilla para Kiana Hummel, una joven de 18 años californiana originaria de Marín County.

Ya que al viajar a Puerto Vallarta y hospedarse en el Hotel Marriott, fue atacada por un cocodrilo.

La joven describió su ataque a la prensa estadounidense como un episodio traumático pero también inesperado.

Kiana fue atacada en la playa del hotel Marriott, de Marina Vallarta, por la noche, cuando salió a caminar y mojarse en la orilla del mar, en la parte no profunda. Sin saberlo, un cocodrilo la acechaba.

Fue atacada y el cocodrilo, de 3 metros y medio, la tomó del tobillo. Sus gritos hicieron que un grupo de personas la ayudara, forcejearon su cuerpo contra la mordida del cocodrilo, milagrosamente lograron quitársela.

Mal herida, llamó a una ambulancia junto a su madre, a la distancia, que le llamó por WhatsApp video llamada. Pero la ambulancia tardó 45 minutos en llegar, y al hacerlo, primero exigieron un pago de miles de dólares para trasladarla, narró la madre de Kiana.

Ella además está furiosa con el hotel, puesto que no ha colocado señales claras de la presencia de cocodrilos en su zona. Pero no es la primera vez que ocurre.

En septiembre del 2018, otra mujer extranjera fue atacada en la misma playa, quedó en grave estado de salud.

Pesé a estos ataques y a estar ubicado junto a lo que era un manglar y ahora es un campo de golf y una Marina, el hotel Marriott no ha colocado señales de presencia de cocodrilos.

Solo hay un pequeño letrero en el área de alberca, que pasa desapercibido y está mayormente en español.

Por fortuna, Kiana logró salvar su pierna, pero tiene otra cirugía esta semana en el hospital donde se queda y no sabe si podrá trabajar este verano.

Fuente: Vallarta en Linea

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.