VISION PUBLICA / El director de la EPRC y HAGAMOS

EL DIRECTOR DE LA EPRC Agustín Gallardo Quintanilla nomás no da una en su segundo periodo como autoridad universitaria en Cihuatlán.

Aunque lo defiendan los maestros que anduvieron haciendo política partidista con HAIGAMOS, los estudiantes universitarios nunca olvidaran que su director mentiroso y tacaño da vergüenza de ver como trató a los futbolistas campeones de su escuela.

Mas vergüenza debió de dar el coordinador del módulo de Miguel Hidalgo que en su papel de padre de familia levantó el dedo para defender las mentiras y tacañeses del Gallardo Quintanilla.

Al coordinador nunca debió olvidarsele que es autoridad universitaria las 24 horas, pero es padre de familia toda la vida.

Que humillante defender al director en vez de un hijo, que vergonzoso para un hijo tener un padre “lambehuevos” que le importa más su trabajo que la dignidad de su propio hijo.

Casi al final del nuevo cuento del director empresario que ha hecho buenos negocios con la venta de uniformes y libros, el mismo coordinador Esteban Covarrubias reconoció la cooperacha que hicieron los padres de familia para que sus hijos estudiantes pagaran la camioneta que los llevó a un torneo oficial del Sistema de Educación Media Superior de la Universidad de Guadalajara, porque no había dinero en la caja chica de la preparatoria, donde ni la secretaria Vanesa Huizar y su amigocho el oficial mayor Pascual de León, pudieron hacer algo para convencer al tacaño y mentiroso.

Ya cuando los estudiantes de la EPRC ganaron otra vez el campeonato de futbol, no sabemos si por arte de magia o de la cueva de Aguti Baba, salieron 7 mil pesos para el pago de la camioneta que los llevo al evento oficial universitario.

Estudiantes y padres de familia quieren que el rector Ricardo Villanueva y el titular del SEMS se atrevan a venir públicamente a un foro para analizar la problemática de esta escuela preparatoria.

Y es que después de la última aventura política con HAIGAMOS y Polito Pelayo, la imagen de la comunidad universitaria no es la mejor, en los últimos años, pues el prestigio académico no es de los mejores, ya no se diga otro tipo de prestigios e imagen institucional dañada por temas que tienen que ver con maestros y maestras a la hora de las calificaciones, entre otros.

Cara le salió la participación al director Agustín Gallardo en la campaña política, porque medio Cihuatlán sabe perfectamente que la escuela preparatoria ha servido para dar regidores mediocres y chapulines de la talla de Carlos Montes Estrella, un tipo que tuvo el descaro de renunciar a sus comisiones edilicias.

Con el apoyo del grupo universitario de la EPRC, Polo Pelayo y HAGAMOS no hubieran ganado ni siquiera la regiduria.

Aunque no quieran reconocerlo y aceptar que los maestros de la preparatoria y sus ex regidores son vistos como perdedores y chapulines políticos, que el director no influye en la sociedad ni en los padres de familia que saben de sus “negocitos” y ausentismos, los buenos resultados electorales que obtuvo Polo Pelayo se deben principalmente a su familia y amigos que lo apoyaron incondicionalmente.

Y si el coordinador del modulo de Miguel Hidalgo quiere volver a levantar la mano para defender a su director y su propia chamba, con mucho gusto y con detalle publicamos la historia negra de la EPRC y sus regidores, como también sus brincos de un partido político a otro, como marioneta al antojo del titiritero que maneja la dirección escolar.

Porque el coordinador Esteban Covarrubias también es un camaleón político, que debería hacer carrera en el equipo universitario de salto, por aquello de los chapulines que cada tres años, saltan y saltan.

Fue tanta la intromisión de directivos y maestros en la campaña a presidente municipal que no faltó quien se sintiera ganador y con “hueso” en el gobierno municipal de Cihuatlán.

El oficial mayor Pascual de León Escobar, quien junto con el ex regidor panista Adolfo “Fito” Daruich, son considerados los “ideólogos” del candidato de HAGAMOS, protagonizó varios errores que no solo involucraron a la escuela preparatoria, también a la estación PACIFICO Radio, del empresario de las telecomunicaciones, el ex dirigente municipal del PRI, Julián Alvarado Montes.

A Pascua Lito de León en su papel de director de la radio no le tembló la mano para apoyar a perdedores como el priista Elias Luna, pero manos le hicieron falta para apoyar a Polito Pelayo, declarandolo ganador de las elecciones y dando cobertura especial a todo un circo mediatico a través de la estación de radio, historia de la que en otra edición hablaremos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *