LA ESCUELA PREPARATORIA REGIONAL de Cihuatlán en sus mejores tiempos fue considerada un semillero de políticos, llegando a tener presidentes municipales, entre sus ex alumnos y académicos.

Eran otros tiempos, en que los jóvenes se formaban políticamente en las filas de la otrora poderosa Federación de Estudiantes de Guadalajara (FEG) y la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU), esta última creada durante el rectorado de “El Licenciado” Raúl Padilla López.

Líderes estudiantiles de la FEG-FEU no se andaban con cuentos y enfrentaban a los directivos que querían manipular y menospreciar al estudiantado.

Hoy las cosas son diferentes. Muchos de los dirigentes estudiantiles feuistas son prácticamente voceros del director de la EPRC en turno y lo menos que hacen es representar dignamente los intereses genuinos de los estudiantes.

En el caso de los académicos el caso esta peor. Son lacayos del señor director y durante la última década se han exhibido políticamente al grado de desprestigiar la imagen institucional de la Preparatoria Regional.

Maestros de la EPRC, sin ningún recato, han desfilado por las filas del Partido Verde Ecologista de México, Partido de la Revolución Democrática y el nuevo partido estatal Hagamos.

También se les ha visto en el Partido Revolucionario Institucional, cuando Raúl Padilla dio su apoyo a Arturo Zamora, entonces candidato a la gubernatura de Jalisco.

Años más tarde, a los “camaleónicos” profesores se les vio también en el Partido Movimiento Ciudadano, con el actual gobernador Enrique Alfaro, que irónicamente libra una cruel batalla con la Universidad de Guadalajara en el tema presupuestario.

¿Tienen dignidad politico-partidista los profesores de la EPRC que cada tres años brincan de un partido a otro?

¿En el 2024 a cual partido apoyaran en la EPRC sus directivos y maestros?

Son solo algunas preguntas que saltan, luego de observar como varios de los maestros que anduvieron apoyando a Polo Pelayo el candidato de Hagamos a la presidencia municipal de Cihuatlán, una de dos, se decepcionaron del proyecto político estatal-municipal o de plano, cínicamente les vale exhibirse como promotores de MORENA, el partido que gobierna a nivel nacional.

¡CON ESTO TERMINO!… Tras la derrota de Polo Pelayo por un par de decenas de votos, en la dirección de la Escuela Preparatoria Regional de Cihuatlán se lamentaron hasta mas no poder, porque el director Agustín Horacio Gallardo se sentía uno de los padrinos de la victoria de Hagamos y pensaba rendirle buenas cuentas al ex rector universitario Tonatiuh Bravo Padilla.

Pero ¡oh sorpresa!, como dice el refrán popular, del plato a la boca, se cae la sopa. Y se les cayó la victoria cantada, perdieron la presidencia municipal.

Otro de los que lamenta la derrota electoral es el oficial mayor administrativo Pascual Octavio de León Escobar que se exhibió como uno de los principales asesores de Polo Pelayo, al grado de comprometer el prestigio y objetividad de la naciente Radio Pacifico, del ex dirigente municipal del PRI, Julián Alvarado Montes.

Lito de León mas tarde renunció a la dirección de la estación radiofónica.

REVISTA DISTRITO 18 – EDICION 58 – 15 ENERO 2022

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.