¿Y que pasó con el PES en Cihuatlán?

A finales del año 2020, el ex panista Javier de Jesús Gómez Figueroa, luego de haber anunciado sus aspiraciones a la presidencia municipal de Cihuatlán, tuvo la ocurrencia de iniciar una aventura política con el Partido Encuentro Social (PES) y comenzó a ostentarse como presidente de su comité municipal.

«No nos vamos a rajar» fue uno de los lemas que promovió Javier Gómez bajo las siglas de un partido político sin estructura, sin trabajo de vinculación social en este municipio costero.

De un día a otro, el 16 de Febrero, Javier Gómez a través de redes sociales publica el siguiente mensaje, textualmente: «

Un día platicando con el Ex Gobernador de Colima Mario Anguiano me dijo “Javier no vale la pena entrar en esto”, y tiene mucha razón.

Esta tranquilidad que tengo de vivir FELIZ no lo cambio por nada, de verdad por nada, afortunadamente NO VIVIMOS DE LA POLITICA, hemos decidido enfocarnos de lleno en nuestro negocio y en algunos próximos que están en puerta, ayer me asocié con Dios y le administraré algunos proyectos nuevos que me encomendó, aprendí que solo soy administrador y toda la gloria es de el, por ello NO participaremos en el siguiente proceso electoral, nos dimos cuenta que desde nuestro negocio podemos hacer más ayudando, que la tranquilidad y felicidad que tenemos en la familia no la cambiaremos por nada.

Hoy agradezco a todos los que nos apoyaron y nos animaron, agradezco a la dirigencia de mi partido y a mi partido PES por abrirme las puertas y darme la confianza, saben que aquí tienen un amigo y un compadre. Les comparto en las próximas semanas el Domicilio de Tacos el Lic Cihuatlan para que nos visiten a comer ricos tacos.

En este proceso electoral apoyaremos quizá a algún amigo, lo que si es que seremos igual de críticos o más como cualquier ciudadano común y corriente. Linda tarde».

De esa forma se fue desgranando ese nuevo partido en Cihuatlán, un partido político que no logró posicionarse electoralmente entre los cihuatlenses y los sondeos previos a la elección lo colocan en el fondo de las preferencias, con una derrota garantizada.

El principio del fin de la aventura política de Javier Gómez en el Partido Encuentro Social iniciaba de esa forma.

Con una actitud camaleónica, cuatro días después el «ciudadano común y corriente» anuncia que va por un nuevo proyecto: la gubernatura de Colima. Desde luego, no como candidato, sino apoyando a Virgilio Mendoza, candidato del Partido Verde Ecologista de México.

¿Y el Partido Encuentro Social en Cihuatlán?…

Desde entonces, no hay noticias, no hay promoción del partido PES, ni siquiera se registró una planilla para competir por la presidencia municipal….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *